martes, 17 de enero de 2012

Explorando Queretaro

Hace meses que no escribo y ahora lo hare sobre mi ultimo viaje a Queretaro. Este viaje fue diferente porque me di la oportunidad de explorar el centro en bicicleta y porque por fin pude probar pulque y mezcal (a pesar de que no pude ir a una pulqueria). El recorrido en bicicleta lo hice con una de las bicicletas del programa "Queretaro se mueve en bici" del Gobierno Municipal. Por ir manejando con los carros no pude tomar fotos, pero la experiencia fue distinta. Ultimamente, he notado que ha incrementado el numero de ciclistas, pero tambien he visto que muchos no tienen la minima idea de educacion vial (al igual que los carros). Por esto, han habido incidentes (un niño que murio atropellado al pasar un camion estacionado en el carril ciclista de Av. Universidad) y quejas de gente por el mal trato de los ciclistas. Mi experiencia me permitio ver que con la educacion vial adecuada, se pueden evitar los problemas que se mencionan. El unico incidente fue una caida por ir rapido, aunque afortunadamente no habia carros atras de mi. En una ocasion iba pedaleando muy rapido y en un intento para frenar (las bicicletas no tienen freno de mano para la llanta trasera, solo se pedalea hacia atras y frena), se me salio la cadena y azote. Afortunadamente, todo quedo en raspones y golpes y el volante torcido (todo se podia arreglar).
En cuanto a comida, tuve la oportunidad de probar pulque y mezcal en Maria y su bici. Para los que no han ido, Maria y su bici es un restaurante oaxaqueño y mezcaleria que esta ubicado en una casona arreglada a 2 cuadras de Plaza de Armas. De comer pedi un plato que tenia un poco de todo: una enchilada con mole negro, tasajo, cecina, longaniza, quesillo, frijoles y un pedazo de tlayuda con aguacate. Para acompañar, primero un mezcal y luego una jicarita con curado de guayaba. La comida me parecio excelente y acompañada con las 2 bebidas fue muy bien. El mezcal (un caballito) se sirve con un tazon con refresco de limon, media toronja, media naranja, medio limon y sal de gusano (sal con gusanos molidos). El sabor me parecio diferente al del tequila, pero me agrado muchisimo mas que los tequilas que he probado. El mezcal me supo un poco a humo, pero con un sabor no tan fuerte y no me raspo tanto como el tequila. El pulque es un poco diferente. A mucha gente no le gusta la consistencia viscosa y babosa del pulque ni el sabor acido. Como yo lo probe curado, esas caracteristicas no estaban tan presentes y se me hizo que el pulque tenia un buen sabor (a guayaba).
En general, este viaje fue muy bueno por las diferentes maneras en las que explore Queretaro y por probar cosas nuevas, ademas de ver a mis amigos de la secundaria y prepa. La proxima vez que vaya yo creo que repetiria estas experiencias y probablemente vaya no solo a comer, sino a la mezcaleria (o a alguna otra de las que hay en el centro) para experimentar otro ambiente.

2 comentarios:

  1. No me habías que te caíste.... auch! Como comentas, no hay educación vial en Querétaro, mucho menos en el país. Tendremos prácticamente a obligar a la gente para que empiece a respetar a los ciclistas (esperemos funcione, pues hoy es día que no se respeta al peatón) y no sólo eso, sino que el ciclista también respete al conductor de coche.
    Cuando regreses, vamos de nuevo a María y su Bici.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la caida fue el jueves, entonces no dio tiempo de comentar. Como dices, todo se reduce a respetar y con respeto se evitan muchisimos de los problemas de trafico. Estaria chido ir, nada mas que ahora si me gustaria ir de noche ya que no tenga tanto ambiente de restaurante y haya mas gente.

      Eliminar